Denuncian incrementos en comida chatarra

Foto: Archivo/El Economista

Diputados aseguran que empresarios y comerciantes se han aprovechado de los cambios en materia fiscal para elevar los precios

El senador panista Martín Orozco denunció que ya hay empresarios y comerciantes que se han aprovechado de los cambios en materia fiscal para incrementar el precio de los refrescos y comida chatarra.

Por lo anterior, pidió a la ciudadanía denunciar todas las irregularidades y abusos de empresarios y comerciantes “que pretendan sacar provecho” del impuesto que aplicará a partir del 2014.

El Congreso de la Unión avaló que la comida chatarra tuviera un impuesto de 8% y que el litro de refresco subiera 1 peso.

Mediante un comunicado, delató que ha recibido llamados de ciudadanos que han detectado tiendas que incrementaron el costo de productos como botanas y pastelillos, así como jugos y refrescos, con el pretexto de los cambios en materia tributaria que se dieron la semana pasada en el Congreso.

Dijimos una y mil veces que este incremento iba a afectar a la clase más desprotegida porque es la que consume más este tipo de productos y no nos sorprende que ya desde ahora algunos empresarios y comerciantes estén abusando de este 8%; beneficiarse con 8% más de los propios inventarios que tengan en almacén desde este momento y no hasta enero”, expuso.

Por su parte, el senador panista Salvador Vega Casillas consideró que la reforma hacendaria “es una tormenta perfecta para el desastre” y pronosticó que de forma inmediata encarecerán los productos de la canasta básica y se generará desempleo.

“Este pronóstico representa un panorama desolador y sombrío para la economía de las familias mexicanas, pues una vez que entre en vigor la reforma fiscal, los productos de la canasta básica como el frijol, maíz, el huevo, la carne, la leche y la tortilla, van a subir de inmediato”, opinó.

Vega Casillas explicó que es una mala medida castigar a la población con más impuestos en un momento en que el crecimiento económico es bajo.

Incluso advirtió que los trabajadores del campo serán de los primeros afectados con la eliminación de la deducción de los activos, los nuevos impuestos al diésel y a la gasolina, al limitar la deducibilidad de las prestaciones que se pagan a los trabajadores del campo y gravar los pesticidas.

“En el campo, la producción es estacional, por temporada, por cosecha. ¿Cómo harán los productores para pagar sus impuestos cuando no tienen ingresos antes de las cosechas y es cuando tienen además que hacer todos los gastos? Claramente, el señor Luis Videgaray (secretario de Hacienda) el único campo que conoce es el de golf y no le da crédito a la gente de campo, pero eso sí, pidió prestado y mucho dinero”, enfatizó.

Al respecto, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) informó que en el caso del refresco, éste es un producto que no está sujeto a un precio controlado por la autoridad, por lo que el comerciante que decida modificar el precio no incurre en alguna violación a la ley y es decisión del consumidor si compra o no dicho producto.

(Con información de Fernando Gutiérrez)

[email protected]

CRÉDITO: 
Tania Rosas, El Economista