Cuatro beneficios de las facturas electrónicas para los negocios

Foto EE: Archivo

El 1 de julio, entrará en vigor la nueva facturación electrónica 3.3 del SAT, aunque los contribuyentes tendrán hasta el 1 de diciembre para hacer la migración, pero ¿qué se podrá obtener con este nuevo sistema?

La nueva plataforma cuenta con los cambios significativos que se hayan realizado en la historia del documento fiscal; lo que representa grandes retos tanto para contadores como para contribuyentes, por ejemplo, pagar multas desde 13,750 pesos por cada comprobante generado de forma errónea por no haber hecho la migración.

Jorge López Chapa, director de Interfactura, empresa regiomontana que en 1995 vislumbró este sistema de facturación, y que en 2002 empezó a ofrecer este servicio, explicó que este nuevo sistema hará más eficiente la operación de los negocios sin el riesgo de generar errores, además de que se obtendrán cuatro grandes beneficios.

Mayor optimización

“Cuando el contribuyente se familiarice con la nueva facturación, encontrará una optimización en el proceso de la recepción y pago de las mismas, ya que podrá registrar en tiempo real la relación de las cuentas por cobrar y cuentas por pagar de clientes y/o proveedores, y se reduce a minutos un proceso que, en muchos casos, demora de 30 a 45 días”, dice.

Calificación crediticia

La calificación crediticia de las empresas empezará a realizarse a través de la facturación electrónica, ya que cuenta con información más detallada e inmediata, que la contenida en los estados financieros o en el Buró de Crédito.

“La factura electrónica proporciona datos precisos sobre la relación comercial con tus clientes, quién te paga, cuándo y cuánto te paga, lo que es mejor que un estado financiero, y que puede favorecer sobre todo a las Pymes en caso de que necesiten de capital de trabajo”.

Mejores estrategias comerciales

La nueva versión permitirá a las empresas utilizar la información de las facturas para realizar estrategias comerciales más acertadas y segmentadas.

Asimismo, se generarán condiciones justas al eliminar “la ventaja” que representaba evadir el pago de impuestos.

Automatización de la cobranza

También se hace la gestión de la misma a través de pagos electrónicos, fácilmente detectables, y con mayor rapidez.

“Estos beneficios pueden jugar a favor de cualquier empresa, si detrás de este cumplimiento se tiene el respaldo de especialistas que permitan cumplir las obligaciones fiscales de una manera más eficiente”, resalta.

¿Por qué el cambio de factura?

El especialista detalló que el cambio de factura fue hecho para corregir ocho problemas que se han presentado desde la facturación digital, los cuales son:

  1. Datos innecesarios
  2. Cálculo erróneo de impuestos
  3. Incertidumbre para identificar cuando una factura fue pagada
  4. Valores negativos en su contabilidad
  5. Homogeneización de conceptos
  6. Límite de caracteres en la captura
  7. Importes incongruentes por errores humanos
  8. RFC incorrecto
CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.