Banco Ve por Más busca su expansión

Archivo/Eleconomista.mx

Esperan aumentar su colocación de créditos en pymes y agronegocios

El Banco Ve por Más seguirá enfocándose en los segmentos de negocio en los que se ha especializado: el crédito a las pymes y a los agronegocios, donde espera incrementar su colocación de financiamiento en 25% y su captación 30% al cierre del 2012.

“Mantenemos el crecimiento de dos dígitos desde hace varios años, seguimos en los mismos sectores donde estábamos, simplemente adecuando nuestros productos a las necesidades y cada vez sofisticamos más el producto en la parte del agro, en la pyme y en la parte patrimonial”, aseguró María del Carmen Suárez, directora general del banco.

Así, el grupo financiero controlador espera crecer de forma orgánica principalmente; sin embargo, esto no cierra la puerta a nuevas adquisiciones que complementen la oferta de productos de Ve por Más.

“El año pasado adquirimos una arrendadora, lo que nos dio 10 plazas nuevas con oficinas de atención, se integró la casa de Bolsa al grupo financiero. Esperamos crecer mucho más, porque hay mucho mercado sin atender y no estamos cerrados a evaluar oportunidades de nuevas adquisiciones en el mercado”, dijo Suárez.

Al ser uno de los bancos especializados más activos en el crédito al campo, la dirección de la institución no está preocupada ante la crisis que provocó a los negocios agrícolas la sequía que se presenta en varios estados del país, por lo que espera un incremento de dos dígitos en este tipo de crédito para el 2012.

La cartera de crédito vigente del banco sumó 9,989 millones de pesos al primer trimestre del 2012, lo que significó un crecimiento de 19.7% comparado con el mismo trimestre del año pasado. Si bien por el momento el banco no busca incursionar en el segmento del negocio de tarjeta de crédito, está abierto a dar una tarjeta empresarial si sus clientes se lo demandan.

Para la Directora, sobre las nuevas reglas de Basilea III, “nosotros estamos listos”, dijo.

[email protected]

CRÉDITO: 
Edgar Huérfano, El Economista