Reforma aumentará la inclusión financiera: Banxico

Agustín Carstens / Foto EE: Hugo Zalazar

Mejoran los indicadores pero hay rezago en acceso a servicios: Carstens

La reforma financiera ayudará decisivamente a incrementar la inclusión financiera, afirmó el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, al destacar que el instituto central ha contribuido en esta materia manteniendo la estabilidad de precios.

Indicó que, entre los cambios propuestos para la banca de desarrollo, se prevé explícitamente que realice funciones de banca social. Tendrá como objeto promover el ahorro, el financiamiento, la inclusión financiera, el fomento de la innovación, la perspectiva de género y la inversión entre los integrantes del sector de ahorro y crédito popular.

Al inaugurar el foro “Inclusión Financiera Responsable y Exitosa: Modelos Internacionales”, organizado por la Fundación Alemana de Cajas de Ahorro, dijo que lo anterior cobra importancia debido a que todavía falta mucho por hacer.

“A pesar del impacto positivo que han tenido las regulaciones y de la tendencia favorable de los indicadores de inclusión, todavía existen en México rezagos en esta materia”.

Por eso, exhortó al sector del ahorro y crédito popular a que, de alguna u otra forma, participen en el diseño y elaboración final de la reforma financiera. Pidió no perder de vista que será un instrumento valioso para que cada vez más mexicanos tengan acceso a los instrumentos de ahorro y crédito, en mejores condiciones y elementos de protección.

Estabilidad de precios

También destacó que la mejora a la protección de los consumidores es uno de los objetivos centrales de la reforma financiera, lo cual se logra planteando mayores facultades para la Condusef para normar el contenido de contratos y documentos informativos a la clientela, además de facultarla para eliminar cláusulas abusivas en los contratos.

La creación del Buró de Entidades Financieras permitirá a los consumidores comparar la calidad de los servicios, el registro y revelación de las comisiones que cobran las financieras populares y los bancos, así como la prohibición de las ventas atadas.

Agustín Carstens enfatizó que la principal contribución del Banco de México a la inclusión financiera es el mantenimiento de la estabilidad de precios: “México ha disfrutado por más de una década de una inflación baja y estable, cada vez más cerca del objetivo de 3 por ciento”.

Afirmó que en los mercados financieros y entre el público existen expectativas de baja inflación sólidamente ancladas, gracias a una política monetaria responsable enmarcada en la autonomía que obtuvo hace 20 años.

“Ésta es una contribución clave al desarrollo financiero, ya que sería impensable, por ejemplo, promover el ahorro y el crédito de largo plazo sin estabilidad de precios”.

[email protected]

CRÉDITO: 
Leonor Flores, El Economista