Cuida tus finanzas en San Valentín

Foto: Archivo/El Economista

Festejar un día después es la mejor manera de reducir gastos: Ibero

Este 2014 San Valentín no será un día, sino un Fin de Semana del Amor y la Amistad, si se considera que cae en viernes de quincena, por lo cual muchas personas pudieran festejar los tres días y hacer un gasto mayor que en años anteriores, opinó el maestro Abraham Vergara Contreras, académico del Departamento de Estudios Empresariales de la Universidad Iberoamericana.

De acuerdo con la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope) el 14 de febrero se registra un aumento de 30% en las ventas, principalmente de flores, chocolates, joyería y celulares.

Vergara señaló que lo anterior dota de mayor flujo de efectivo a quienes venden “en este día totalmente comercial que se ha hecho para el consumo (desde 1847, cuando se instituyeron las tarjetas o valetines), pues cabe recordar que en la actualidad el 14 de febrero sirve para reactivar las ventas que cayeron luego de la temporada navideña".

Al ser San Valentín un día creado para fomentar el consumo (61% de quienes festejan son mujeres), las personas deben cuidar sus finanzas personales, sobre todo quienes van saliendo de la cuesta de enero, no les vaya a pasar que por cumplir con su pareja el 14 de febrero (celebrado por 63.9% de los capitalinos) y al sentirse comprometidos a dar un regalo material, incurran en gastos imprevistos, o peor aún, se endeuden.

Si para este día las personas ya tenían destinado en su presupuesto anual el gasto de ir a desayunar, comer o a cenar (forma de festejar que dijeron harían 59% de los encuestados en el estudio Los mexicanos y el día del amor y la amistad, del TNS Research International), entonces la celebración no causará mayor erogación, pero si es algo adicional “pudiera tenerse algún perjuicio en su cartera”.

Mas por el lado de los empresarios las cifras son buenas, pues de acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria del Restaurante y Alimentos (Canirac), la fecha les significa un ingreso de 550 millones de pesos y un incremento del 20 por ciento.

Los que se decantarán por hacer un regalo, si fueron prevenidos, anticiparon su compra dos o tres semanas para evitar el alza de precios en esa jornada o en vísperas de la misma.

Quienes no actuaron de esa manera, pudieran darle la vuelta a los altos precios si festejan un día después. Claro está que quienes cuentan con recursos económicos de sobra el festejo no les alterará sus finanzas personales, y podrán comprar y consumir lo que deseen, agregó Vergara Contreras.

Entre los que no gozan de esa solvencia lo recomendable es, en la medida de lo posible, ahorrar ese dinero o destinarlo a pagar alguna deuda o tarjeta de crédito, en lugar de usarlo en un mayor gasto.

Sin embargo, eso implica tener mucha comunicación con la pareja y saber si para ella o para él resulta importante festejar el Día del Amor y la Amistad, y recibir o no un regalo material (lo que más se obsequia son tarjetas, chocolates y ropa; mientras que lo que más se desea son cualquier detalle, ropa, zapatos y flores).

Empero, el docente de la Universidad Iberoamericana reconoce que el 14 de febrero “está metido en un día muy estratégico, porque es quincena”, y pudiera ser que al tener dinero en las manos las personas decidan hacer un gasto “con el novio, la novia, el amigo o con quien sea”.

Fuente: Universidad Iberoamericana

CRÉDITO: 
Equipo de Redacción